Depredadores de las morsas

Una morsa adulta tiene pocos depredadores debido al tamaño extremadamente grande de estos animales. Aún así, pueden llegar a ser presa de tiburones y ballenas. Debido al hecho de que; viven en el Ártico, también son conocidos por ser consumidos por los osos polares, aunque, en general, estos depredadores no eligen pelear con una morsa saludable en su plena madurez.

manada morsasEn su lugar, buscan a los jóvenes, los enfermos y los débiles, se sorprenderá de lo que es una buena pelea que una morsa puede dar en contra de tales depredadores.


¿Por qué las morsas no tienen tantos depredadores? En primer lugar, la ubicación donde se encuentran las morsas no les permite a demasiados animales estar cerca de ellas. En segundo lugar, tienen la piel tan gruesa que sólo depredadores con los dientes y las mandíbulas extremadamente fuertes pueden conseguir atravesarlas. Con base en dicha información, parece que la morsa está muy bien protegida, sin embargo, debemos recordar que tanto las ballenas como los osos polares pueden consumir una gran cantidad de alimentos, por lo tanto, pueden deleitarse con varias morsas cada día.

Cuando una morsa se siente amenazada su instinto será ir hacia el agua, donde las ballenas serán capaces de conseguirlos. Con el oso polar son más propensos a ser atrapados en tierra que en el agua. El oso polar tiene la ventaja de la velocidad en tierra, sin embargo, hay que señalar que pueden esperar pacientemente a que una morsa salga a tomar aire y luego deslizarse rápidamente con  sus poderosas garras.

El mayor depredador al que la morsa se ha enfrentado es el hombre. Por lo general las matan en la tierra, pues es difícil sacarlas del agua después de que han sido sacrificadas. La masacre de morsas actualmente no es nada comparada a lo que ha sido en el pasado, debido en parte a los diferentes tipos de protección y conservación, sin embargo, la naturaleza depredadora de los seres humanos hacia la morsa las ha empujado al borde de la extinción en varias ocasiones a lo largo de la historia.

A pesar de la protección que la morsa ha recibido en los últimos años, todavía se cree que existe la cacería ilegal de estos animales, debido a que viven en las zonas aisladas de la región ártica y no hay mucha gente en estos lugares para gestionar y proteger a estos animales. Otros pueden legalmente cazar morsas en estas regiones, incluidos los americanos nativos, que dependen de las morsas para su alimentación.

Sin embargo, se ha informado de que algunos abusan de este poder. Por el dinero que pagan algunos cazadores por encontrar morsas, son guías y ayudan a estos cazadores ilegales a encontrar a sus presas, así como acabar con ellas con éxito.

¿Qué ocurre cuando el número de morsas se incrementa a niveles altos? De hecho, se cree pueden incluso convertirse en depredadores caníbales. Sin comida suficiente para todos sobrevivir, comenzarán a alimentarse de los jóvenes y los viejos. En ese sentido, la morsa puede convertirse en depredador de sí mismo, sin embargo, esto cambiará una vez que la población se ha reducido a un nivel suficiente donde la naturaleza esté en equilibrio con ellos.


libro ¡IMPORTANTE!

¿Te gustan los animales?...descarga 100% gratis nuestro ebook: "Animales salvajes" y conviértete en un experto del reino animal.

Podrás conocer características sorprendentes, imágenes impactactes, curiosidades que ni te imaginas y mucho más sobre tus animales preferidos.
¿Qué esperas?... ¡ES GRATIS!