Morsas

Muchas personas encuentran a las morsas uno de los animales más fascinantes del mundo, y resultan inconfundibles cuando ves esos dos largos colmillos en la cara de animal. Las morsas tienen una larga historia en las regiones árticas, sobreviviendo en el agua fría y el hielo han sido, durante mucho tiempo,  una fuente de alimento para la gente del Ártico, sin embargo estas personas son muy respetuosas en la manera que la utilizan.

morsas


La morsa es un animal grande, y se cree que evolucionó hace millones de años de una criatura terrestre.

Las morsas poseen aletas delanteras y traseras que les ayudan a nadar mucho mejor de lo que se mueven en la tierra. Debido a su gran tamaño, una morsa es típicamente vista moverse a unos 4 kilómetros por hora, sin embargo, cuando es necesario se pueden mover a una velocidad de hasta 20 millas por hora durante períodos cortos de tiempo.

Todavía hay mucho que no sabemos acerca de la morsa, a pesar de que han sido estudiadas durante largo tiempo, demasiado de lo que hacen ha sido bien observado por los seres humanos debido a las regiones aisladas en las que viven. Existen muchas cosas que si hemos aprendido observando a las morsas en cautiverio aunque, debemos recordar que nunca será lo mismo que en la naturaleza.

dos morsas en el hieloLos hábitos alimenticios de la morsa son muy interesantes, consumen alimentos del fondo del agua, incluyendo a moluscos como las almejas. También son conocidos por alimentarse de focas en la zona cuando lo necesitan. Debido al gran tamaño de estos animales, deben consumir grandes cantidades de comida cada día, aproximadamente el 6% de su peso corporal.

Las hembras son extremadamente protectoras de sus crías y se encargan de sus cachorros durante unos dos años antes de dejarlos por su cuenta, los lazos que se forman entre las madres y sus crías son muy fuertes. Todas las morsas parecen tener un alto nivel de comunicación, también tienen un deseo de contacto físico entre sí, por esta razón poseen una estructura social muy detallada.

Forman manadas grandes, con una jerarquía tanto a nivel general como de subgrupos. Debido a los muchos cambios que ocurren en la vida de una morsa, los individuos se pueden mover de un rebaño a otro, por ejemplo, los machos se separan de las hembras y las madres con crías que cuidar también es separada del rebaño durante ese periodo de tiempo.

En el pasado, la morsa ha estado en peligro de extinción debido a sus reducidos números, sin embargo, tempranos esfuerzos de conservación, tales como la prevención de la venta de marfil, han ayudado a tener un regreso. No están consideradas en riesgo en este momento pero, todavía son cuidadosamente vigiladas para asegurarse de que sus números no comiencen a bajar lo suficiente para intervenir.


También debemos considerar el hecho de que el calentamiento global resulta un gran problema para la morsa. Estos mamíferos marinos dependen de las capas de hielo que les ofrecen un lugar para descansar y  donde nacen las crías. Dado que las personas que viven en el hábitat de la morsa tienden a ser protectores con ellas y dependen de estos animales para alimentarse, no suelen involucrarse en conductas que perjudiquen, tales como la liberación de sustancias químicas nocivas en el agua, donde las morsas viven.

A contibnuación algunas de las preguntas más frecuentes acerca de las morsas.

¿Cómo son las morsas?

tres morsasLas morsas son animales grandes y pesados de color canela-marrón en su piel, que se vuelve más claro a medida que envejecen. Son fácilmente reconocibles por sus grandes colmillos de marfil, que utilizan como protección y para alimentarse. Las morsas machos a menudo pueden llegar a pesar hasta 1.700kg o más. Suelen vivir durante 40 años.

¿Dónde viven las morsas?

Las morsas se pueden encontrar en las zonas costeras del este de Canadá y Groenlandia. Diferentes tipos de morsas viven en áreas diferentes posibilidades de mestizaje es raro.

Las morsas suelen pasar el rato en el hielo, en aguas de no más de 80 metros de profundidad. Pasan unos dos tercios de su vida en el agua y prefieren un hábitat con un fondo de grava. Cuando vienen desde el agua a la tierra, por lo general es sólo para descansar y tener crías.

¿Qué comen las morsas?

A las morsas les gusta comer moluscos y almejas. También se alimentan de muchos otros tipos de invertebrados; como gusanos, pepinos de mar y otros animales de cuerpo blando. Las morsas pueden ocasionalmente comer pescado y si la comida es realmente escasa, pueden cazar y comer focas jóvenes.

¿Las morsas están en peligro de extinción?

La población mundial de morsas es de 250.000 individuos en la naturaleza. Estuvieron varias veces, en el pasado, en peligro de extinción debido a fueron cazadas con frecuencia por sus colmillos y aceite, en la actualidad, debido a programas de conservación exitosos, lo están haciendo muy bien en estado silvestre.