Morsas en cautiverio

En muy pocos sitios se pueden encontrar a las morsas en cautiverio, estos sitios les permiten a los seres humanos la oportunidad de ver a estos animales de cerca. Este tipo de exposición le ayuda a recordar a la gente que estos animales necesitan tener sus entornos naturales protegidos. Estas medidas sirven también para que las morsas puedan ser observadas por los investigadores, sin embargo, gran parte de sus comportamientos pueden ser diferentes en cautiverio en comparación de cuando se encuentran en la naturaleza y,  todo no se puede tomar en serio.

morsa tomando el solMuchas de las morsas que en cautiverio han sufrido algún tipo de lesión o son demasiado viejos, por lo que se les permite permanecer en cautiverio para que su vida se extienda. Algunos de los jóvenes son tomados cuando sus madres son asesinadas, sin embargo, es común que otra morsa hembra, en la naturaleza, intervenga y se haga cargo de la cría, generalmente este tipo de intervención humana se hace innecesaria.


En su mayor parte la morsa tiende a adaptarse muy bien a su nuevo entorno. Aunque muchas de las hembras no se aparean durante varios años después de ser puestas en cautiverio, dado que suelen permanecer en grupos muy grandes en la naturaleza, resulta importante para ellas tener a otras morsas alrededor, para garantizar la interacción social. Esta es una gran parte de su vida y sin ella lo harán muy mal en cautiverio.

Una preocupación enorme para morsas en cautiverio es el hecho de que son altamente susceptibles a los virus y las bacterias. El riesgo de parásitos es un problema para las morsas en su hábitat natural y a veces también puede ser un problema para ellas en cautiverio, no se entiende completamente que las hace tan vulnerables a este tipo de problemas, por lo tanto, resulta muy difícil protegerlas.

Algunas de las morsas en cautiverio han sido rescatadas de su hábitat natural, es posible que hayan sido lesionados por otras morsas de su rebaño o por los depredadores que las rodean. Algunos de los más jóvenes se han quedado separados de su madre, pero sobrevivieron de alguna manera, a menudo se encuentran en vías fluviales que no son normales para las morsas, tenerlos en cautiverio les da a estos jóvenes cachorros una segunda oportunidad en la vida.

Muchos grupos de conservación no están contentos con el hecho de que algunas morsas estén en cautiverio, sienten que esta especie no está en peligro de extinción ahora mismo y que necesitan vivir libremente en su ambiente natural. Ellos sienten que la financiación de estas morsas en cautiverio debe utilizarse para pagar por la educación de la población y reducir las amenazas al medio ambiente natural en que vivimos.

Otra preocupación radica en que; parece que las morsas en cautiverio no viven tanto tiempo como lo hacen en la naturaleza. La diferencia puede ser de una década o más, sin embargo, se debe recordar que muchos de ellos entraron en cautiverio debido a una enfermedad, lesión, o por abandono de sus madres y estos factores pueden tener, ciertamente, un efecto profundo en su vida.

Puede ser costoso el atender a las morsas en cautiverio, cuesta millones de dólares el crear un hábitat en el que se sientan cómodas, la atención médica es un gasto adicional a considerar también. Los cachorros deben ser alimentados con biberón, lo que puede ser laborioso y costoso. En promedio, los adultos pueden consumir hasta 60 libras de comida cada día. La mayoría de estos sitios se sustentan con las tasas que cobran al público para a ver las morsas, así como con las subvenciones y donaciones privadas para poder ofrecerles dichos sitios a las morsas.


libro ¡IMPORTANTE!

¿Te gustan los animales?...descarga 100% gratis nuestro ebook: "Animales salvajes" y conviértete en un experto del reino animal.

Podrás conocer características sorprendentes, imágenes impactactes, curiosidades que ni te imaginas y mucho más sobre tus animales preferidos.
¿Qué esperas?... ¡ES GRATIS!